Te presentamos Chatterbug

¡Hola! Somos Chatterbug y nuestra misión es enseñarte idiomas sin importar dónde estés o cuánto tiempo tengas.

Te presentamos Chatterbug image

Después de haberle enseñado alemán a cientos de personas, estamos felices de poder anunciar hoy el lanzamiento de nuestro curso de inglés para hispanohablantes. Nuestro sistema de enseñanza es el más eficiente, flexible y efectivo para alcanzar un nivel que te permitirá expresarte con fluidez y espontaneidad. Pero antes de mostrartelo, déjanos contarte cómo surgió Chatterbug.

Todo empezó en París…

En realidad, todo empezó en San Francisco. En la primavera de 2015, uno de nuestros fundadores, actual director ejecutivo, Scott, era también ejecutivo en GitHub. GitHub es una empresa pionera en enfatizar la cultura del trabajo en remoto. En vez de concentrar a todos sus empleados en Silicon Valley, GitHub cuenta con trabajadores radicados en diferentes partes del mundo. Scott decidió mudarse a París con su familia para tener también la experiencia de trabajar en remoto y aprender francés. Además, pensó que su hija pequeña aprendería sin esfuerzo el idioma viviendo allí.

Como no se podía esperar menos de un desarrollador de software, descargó rápidamente un aplicativo que después de 100 días de uso contínuo le aseguró que había alcanzado un “72% de fluidez” en francés. (Nota al margen: Seguimos preguntándonos cómo es que la fluidez puede cuantificarse.)

Mientras el avión aterrizaba en París, Scott ansiaba mostrarle a su familia su casi ¾ de fluidez y ya se imaginaba teniendo una conversación animada con su primer taxista en suelo francés. Fue grande su sorpresa cuando descubrió que en vez de conversaciones animadas, se sentía más bien como el personaje protagonizado por Tom Hanks en La terminal.

Pensándolo bien, el problema era bastante obvio. En sus 100 días de estudio, jamás había puesto en práctica la teoría: nunca había intentado hablar con otra persona en francés. Había estado queriendo aprender a jugar al fútbol usando un videojuego o practicando su nado viendo a Phelps en las Olimpiadas. Firme, continuó buscando otras alternativas como cursos presenciales, pero tampoco obtuvo buenos resultados compartiendo profesor con otros 10 o 15 estudiantes. Decidido a que quería aprender la lengua, contrató, por último, a un profesor particular, pero esto era muy costoso y seguía sin ser 100% eficaz.

Volviendo a los orígenes

Finalmente, Scott volvió a sus orígenes: la tecnología. Empezó a tomar clases particulares en línea. Estas eran más asequibles que cualquier clase presencial privada en el carísimo París, pero su calidad resultaba ser muy variable. No existían materiales con buenos fundamentos pedagógicos diseñados específicamente para clases digitales. Muy pronto su meta se convirtió en un reto personal y esto en la misión de una empresa. Comenzó a investigar y a leer artículos académicos. También tuvo innumerables conversaciones con quienes habían logrado aprender idiomas siendo adultos. Descubrió que su secreto casi siempre era cuestión de años de constancia tomando clases, o de haber hecho cursos intensivos de inmersión en otros países, además de haber combinado muchos canales de aprendizaje como lectura, televisión, y diversos sistemas para aprender vocabulario. No encontraba ni en la enseñanza tradicional, ni en la digital una solución holística que le ofreciera aprender una lengua sin tener que dejar sus otras obligaciones de lado. Un sistema de inmersión a medio tiempo.

Si los sistemas existentes eran insuficientes por sí solos, y casi nadie tiene tiempo para planificar su propio camino de aprendizaje, era hora de juntar los recursos necesarios y crear una plataforma en la que cualquier persona adulta con una agenda apretada, pudiese cumplir el sueño de alcanzar la fluidez en un idioma extranjero. Así nació Chatterbug.

¿Qué es Chatterbug?

Chatterbug te enseña idiomas de manera eficiente y divertida, porque combina lo mejor de dos mundos: actividades digitales inteligentes y clases particulares con personas nativas. Con sus actividades digitales aprenderás vocabulario y gramática de manera dinámica, y podrás leer textos o ver videos especialmente seleccionados para tu nivel. Luego, te conectarás con un/a tutor/a en el aula virtual donde pondrás en práctica en una “Live Lesson” todo lo que has estado aprendiendo. Los ejercicios conversacionales entretenidos y diseñados para cada nivel harán que vayas ganando confianza y soltura para comunicarte.

Tampoco tendrás que preocuparte por agendar clases o hacer cálculos matemáticos para encontrarte con tutores en otras zonas horarias, simplemente añades tu disponibilidad y Chatterbug se encargará de encontrarte clases que encajen con tus horarios. ¡Si lo que quieres es aprender a hablar un idioma, tendrás que practicar hablándolo! Y el objetivo es hacer de eso lo más fácil, efectivo y divertido posible.

El mejor método para aprender inglés

Las Live Lessons son un aspecto clave de la plataforma, puesto que te brindan la oportunidad de practicar en un entorno libre de presiones. Allá podrás hablar con una persona nativa y perder el miedo a cometer errores.

Todo el contenido didáctico de Chatterbug es de alta calidad y se ha creado desde cero. Cada una de las Lessons tiene un objetivo comunicativo específico, orientado siempre a que puedas mantener conversaciones basadas en el mundo real. Estudios demuestran que aprender solo frases, palabras o gramática no es suficiente para dominar un idioma, por eso, en las Live Lessons, aprenderás a aplicar en situaciones reales lo que has aprendido y a comprender lo que responden las otras personas.

Chatterbug también cuenta con un sistema avanzado que va aprendiendo sobre tus aciertos y fallos para poder ajustarse a tu progreso. Además, mediante el repaso espaciado, puedes aprender cientos de palabras y expresiones en cuestión de semanas.

Bunny dice hello

Si alguna vez intentaste aprender inglés pero las clases no ofrecían la flexibilidad que necesitabas, los métodos no eran adecuados para ti, o, sencillamente, no era divertido aprender, suscríbete y prueba la plataforma gratuitamente durante dos semanas con una Live Lesson incluida. No prometemos porcentajes de fluidez ni milagros inmediatos, pero conseguirás tu objetivo y con algo de trabajo constante podrás comunicarte con el 20% de la población mundial. Además, podrás mejorar tu camino profesional, acceder a una más amplia educación o simplemente hacer ese viaje que tanto querías hacer.

PD: ¡Mantente en sintonía porque tenemos más idiomas en camino!

Meow!

Empieza tu prueba gratis →